Elegir…

Me dijeron…Yo elegí…

 

Me dijeron: “no creas…”

Respondí: ¡Jamás!

Me dijeron: “no sucederá…”

Respondí: Espera…

Me dijeron: “no sueñes…”

Respondí:¡Estoy despierto!

Me dijeron: “no existe…”

Respondí:¡Es!

Me dijeron: “NO”

Respondí: ¿Y SI…?

Me dijeron: “¡para!”

Respondí: Elijo caminar.

Me dijeron: “no es posible”

Respondí: Lo es para mi.

Me dijeron: “no puedes”

Respondí: soy capaz

Me dijeron: “siempre…”

Respondí:¡Ahora!

Me dijeron: “no estás capacitado”

Respondí:¡Hago, actúo, me muevo!

Me dijeron: “negro”

Respondí: Colores…

Me dijeron: “encarcelado”

Respondí:¡Libertad!

Me dijeron: “no es amistad”

Respondí: Es lo que elegí.

Me dijeron: “Espera”

Respondí:¡Mi tiempo es ahora!

Me dijeron: “futuro”

Respondí: Presente.

Me dijeron: “déjalo”

Respondí: No me rindo con facilidad.

Me dijeron: “rápido”

Respondí: Paciencia.

Me dijeron: “escucha…”

Respondí: Silencios…

Me dijeron: “¡haz!”

Respondí: Momentos…

Me dijeron: “mira!”

Respondí: Despacio…

Me dijeron: “¡ven!”

Respondí: Tiempo…

Me dijeron: “no es amor”

Respondí: Amo.

Me dijeron: “no es tuyo”

Respondí: Esperé…

Me dijeron: “no lo creo”

Respondí: Confío.

Me dijeron: “Imposible”

Respondí: No para mi.

Me dijeron: “dudas”

Respondí: Elegí opciones…

Me dijeron: “eso está mal”

Respondí: BIEN.

Me dijeron: “no me gusta”

Respondí: Lo elegí.

Me dijeron: ”hay”

Respondí: Buscaré…

Me dijeron: “no busques”.

Respondí: Encontré.

Me dijeron: “¡Es!

Respondí: SIENTE.

Me dijeron: “está oscuro”

Respondí: Encendí mi propia luz.

Me dijeron: “nunca llegará”

Respondí: ¡Está!

Me dijeron: “¡Camina!”

Respondí: Paseo lentamente.

Me dijeron: “no entiendo…”

Respondí: Comprendí…

 

(El camino es nuestro…Nosotros elegimos los pasos que nos llevan donde queremos. Necesitamos de un tiempo de acción, de un sentimiento para elegir, de una opción para dudar, de un fin para llegar)

 

    Sobre Pilo Cruz

    No me gusta complicar lo que considero sencillo. Estoy en perpétuo estado de aprendizaje. Aún tengo muchos sueños por cumplir, y disfruto de los que ya soñé cuando anduve despierta. Aprendo cada día mirando a los ojos de quien me mira, escuchando palabras no habladas por mi, y sintiendo el sentir de los demás. Soy un aprendiz de la vida...

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *