La cuerda de la amistad

 

Me gustan las personas que no cortan la cuerda del afecto, que no hacen un nudo con ella, sino que la estiran para que llegue donde su corazón necesite. Pienso que la lentitud en el afecto es rapidez para el olvido…

No dejes de amar, y si amas, ¡ama con todo tu corazón! El amor vive cuando se alimenta a diario, con la frecuencia que el afecto pide. No le des la espalda. Dale la mano, apriétalo fuertemente contra tu pecho y siéntete a gusto contigo mismo, repartiendo amor a quien te permite amar.

Si tienes que reír, ¡RÍE!

Si has hecho hueco a alguna que otra lágrima, ¡LLORA!

No agotes un sentimiento y dale espacio a su expresión. Seguro que sabrá encontrar el recorrido de su meta.

La timidez en el cariño, siempre que haya respeto, no es buena consejera en las relaciones.

    Pilo Cruz

    Sobre Pilo Cruz

    No me gusta complicar lo que considero sencillo. Estoy en perpétuo estado de aprendizaje. Aún tengo muchos sueños por cumplir, y disfruto de los que ya soñé cuando anduve despierta. Aprendo cada día mirando a los ojos de quien me mira, escuchando palabras no habladas por mi, y sintiendo el sentir de los demás. Soy un aprendiz de la vida...

    2 comentarios en “La cuerda de la amistad

    1. Nuria

      Pilooo, que forma de sentir tan parecida. Y que complicado es que muchas personas entiendan estas cosas tan sencillas. Las relaciones humanas hay que cuidarlas, porque es lo más importante en nuestras vidas. Aunque de eso muchas personas se dan cuenta con el tiempo. Un abrazoooooo fuerte amiga

      Responder

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *