¿Quién dijo que era fácil?

 

¿Quién dijo que lo SENCILLO resultaba fácil?No siempre es accesible un camino sin piedras…
No vale con decir…”es simple. ¡Tú puedes! ¿Acaso no lo ves?”…No tengo problemas de visión…pero a veces…no veo lo que hay delante de mi…Se nubla la imagen de mi intuición….Se obturan los canales de mi percepción…¿Sólo me pasa a mi?…
Lo “sencillo” puede resultar medianamente pasable para “alguien”, no para “uno”, aunque sea incomprensible…
No te agobies…Sé sincero contigo y mira que tus miedos son fantasmas de tus creencias…
Y continúa… Por el hecho de “creer no poder” hemos de desistir, si así nos parece… Se puede intentar… pero con tranquilidad, sin prisas, sin nervios…Intentarlo con pausas que activen nuestra seguridad nos hará bien. Es la seguridad quien vencerá al fantasma de los miedos…Y si no conseguimos el objetivo…es que no era lo bastante importante para asentarse en nuestra vida…Otra vez será…

La palabra frustración, en estos casos, se lee como palabra que es, únicamente, pero no se roza, si quiera, en nuestra interior …(en realidad deberíamos quitarla de nuestras palabras  más habituales, las más usadas en nuestros proyectos vitales. Sin ella vencemos)…
Cada uno sabe de sus límites, de sus posibilidades, de cómo ir y venir, de cómo moverse o quedarse quieto…

El camino no será fácil, es evidente, pero lo podemos hacer más sencillo, a nuestra medida…

    Pilo Cruz

    Sobre Pilo Cruz

    No me gusta complicar lo que considero sencillo. Estoy en perpétuo estado de aprendizaje. Aún tengo muchos sueños por cumplir, y disfruto de los que ya soñé cuando anduve despierta. Aprendo cada día mirando a los ojos de quien me mira, escuchando palabras no habladas por mi, y sintiendo el sentir de los demás. Soy un aprendiz de la vida...

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *