Sentires…

 

Sentires en voz alta, sentires de todos.

 

 

Vamos, y llegamos.

Comenzamos, y terminamos.

Miramos, tal vez observamos.

Somos…, pero no eternos.

Idas y venidas, de un lugar a otro, de vidas de ida y vuelta.

¿Nos quedamos, o nos vamos?.

Sugerencias y experiencias.

Nos gusta, y también respetamos porque no nos gusta.

Callamos, pero estamos. Silenciamos.

Quiero, y no quiero, pero amo porque quiero. Si no amo, me voy. No espero.

Siento, sin sentir. Solo quiero sentirlo.

Miro hacia atrás, y curo heridas, las mías, ¿las de otros?. No importa volver, nadie me detiene. Vivo el presente y rebusco en un futuro, ¿presente?.

Añoro, y huelo la añoranza porque me gusta soñarla. También huelo de mi hoy, de lo que toco con mis manos rozándolo.

Observo aquello que llama mi atención, y atiendo discretamente por fuera, e intensamente por dentro. Estoy si se me llama, pero no hablo demasiado.

Pienso y repienso, y sigo pensando. Activo las neuronas que activan el pensamiento tranquilo o dañado. Soy humano.

Hoy estamos vivos, no espero a mañana. Lo no solucionado es lo solucionado, lo que no quiero que se mantenga en mi presente. La vida es libre y quiere libertad de elegir el sí y el no, pero no el cuándo; eso lo lleva el viento de lo eterno, de los ancestros. Propongo para ya, pero igual es para, quién sabe cuándo. Nunca es tarde si lo pronto existe para nosotros.

Miro hacia atrás sin que nadie me vea, porque soy quien lo elige, y miro hacia delante para quitar mis propias barreras, las que he creado yo, las que no son de nadie más.

Genero lo que quiero, nadie me lo trae impuesto. Mis errores son míos, lo mismo que mis capacidades y actitudes. Mi felicidad la comparto porque no es solo mía, sino de quien me la hace sentir.

Superarnos emocionalmente nos dará estabilidad. Intentarlo es disfrutar de cuanto somos .

Sonriamos cuando hayan lágrimas que limpien el dolor.

Somos aprendices que venimos a vivir, a buscar matices de felicidad, y a no convivir con el rencor y el dolor, aquello que más daña a nuestro ser.

 

¿Lo intentamos?

Pilar Cruz Gonzalez

Sobre Pilo Cruz

No me gusta complicar lo que considero sencillo. Estoy en perpétuo estado de aprendizaje. Aún tengo muchos sueños por cumplir, y disfruto de los que ya soñé cuando anduve despierta. Aprendo cada día mirando a los ojos de quien me mira, escuchando palabras no habladas por mi, y sintiendo el sentir de los demás. Soy un aprendiz de la vida...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *