El silencio de un sentimiento.

Hay quien piensa que escribir sentimientos es tarea fácil, que surgen de manera espontánea, sin esfuerzo alguno.
Resulta fácil cuando no se miente, cuando hay trasparencias que no fingen una verdad.
Mostrar sentimientos en unas líneas escritas no es complicado cuando se viven desde la sinceridad, cuando no se esconden, cuando se quieren transmitir. Pero hay días en los que se deben guardar, protegerlos en el silencio y no mostrarlos. Serán sinceros porque solo escucharán las palabras de quienes prefieren guardarlos.

En ocasiones, el silencio es uno de los mejores sentimientos expresados.

Pilar Cruz Gonzalez

Sobre Pilo Cruz

No me gusta complicar lo que considero sencillo. Estoy en perpétuo estado de aprendizaje. Aún tengo muchos sueños por cumplir, y disfruto de los que ya soñé cuando anduve despierta. Aprendo cada día mirando a los ojos de quien me mira, escuchando palabras no habladas por mi, y sintiendo el sentir de los demás. Soy un aprendiz de la vida...

3 comentarios en “El silencio de un sentimiento.

  1. Anonymous

    Para escribir sentimientos, primero hay que sentirlos de forma limpia y sincera, y en esto, como en tantas otras cosas, estamos ante una maestra de vida.
    Que esos días tristes e injustos no escondan a tu ser, y que tus silencios sean decididos por ti, y solo por ti.

    Responder
  2. Pilo

    Más bien me considero un aprendiz de la vida, con mis virtudes y mis errores a cuestas, y, como tal, experimento a diario con mis sentimientos: los siento, los palpo, los olfateo y los observo al milímetro, y me siento privilegiada de poder expresarlos sin pudor. Desde este lado de la barrera, desde el espacio creado para todos, como es el Blog de Aura, os animo a que expreséis vuestro sentir.
    Y sin pudor os digo que casualmente, escribiendo ésta entrada de sentimientos en el blog, he llevado al traste la comida familiar, pues el tiempo me ha jugado la mala pasada de no controlarlo y «quemar» un asado que tenía buenas espectativas estomacales…Ese sentimiento que me ha generado no ha sido precisamente ¡positivo! Aún así, os hago partícipe de él. Otra vez será…

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *