La voz de la conciencia.


Hay una voz escondida que se acerca al corazón para hablarnos.

Se protege de los ruidos externos para mantener intacto su fin y establecer sus objetivos…

Pudiera resultar un susurro mudo ante oídos que se comportan como si fueran “sordos”.

El entendimiento objetivo y el razonamiento lógico son los receptores que mejor conectan con ella, quienes se involucran en su escucha…

Es una voz silente que habla desde la profundidad del sentimiento, desde la intensidad de un deseo y la objetividad de la razón.

Le gusta ser amiga de la coherencia, del juicio…

Es sutil acariciando el pensamiento, y también sabe cómo atormentar la voluntad…

Es una voz que acompaña nuestra seguridad con melódica protección.

Pero no siempre la escuchamos, y menos cuando neguemos cuanto pretenda contar.

A veces decide callar al verse anulada por quien ha de escucharla.

En otras ocasiones habla discreta previendo ser rechazada…

Puede gritar desde el seno de su templanza si ve necesario comunicarse con su destinatario.

Y para quienes no creen preciso conocerla, insiste en hacerse notar como amiga de vida…

Es protagonista en la sombra de nuestras decisiones. Y siempre está, aunque no se la perciba. Cuando tan solo se la intuye…

Únicamente nosotros, guardianes del tesoro de sus secretos, podemos escuchar el modo que emplea su voz en llamarnos. Pero si insiste en comunicarse como “carga pesada” nos incomoda, la rechazamos porque nos repele el tono que emplea con nosotros. Pero si se muestra como consuelo frente a una determinación, silenciamos cualquier “ruido externo” que nos impide percibirla.

Es la VOZ INTERNA, la VOZ DE LA CONCIENCIA. El eco guardián que vigila nuestro “ser”. Quien intenta protegerlo de cuanto no vemos, de lo que se escapa de la mira de nuestro entendimiento…Quien lo llama sin pausas, quien abraza su indecisión. La voz que sabe callar, y la que necesita hablar.

Días roncos… Tiempos sin “voz”…

Instantes para esconderla. Vida para escucharla…


(Dedicado a mi amiga «Son»)

Pilar Cruz Gonzalez

Sobre Pilo Cruz

No me gusta complicar lo que considero sencillo. Estoy en perpétuo estado de aprendizaje. Aún tengo muchos sueños por cumplir, y disfruto de los que ya soñé cuando anduve despierta. Aprendo cada día mirando a los ojos de quien me mira, escuchando palabras no habladas por mi, y sintiendo el sentir de los demás. Soy un aprendiz de la vida...

3 comentarios en “La voz de la conciencia.

  1. jose i mari

    PRECIOSO Pilo. Un abrazo a tu amiga Son. Es una dedicatoria que seguro la llenará de serenidad y de alegría por tenerte como amiga…Un beso. Mari Carmen.

    Responder
  2. Anonymous

    Pilo, En muchas ocasiones esa voz tambien proviene del otro, de ese otro o otra que te advierte, te debate, te apoya, te susurra, te señala un camino, te dice una palabra,y de ese otro que sólo te escucha y calla.. Gracias Pilo, mi otra voz

    Son

    Responder
  3. Anonymous

    Nada. No me gusta nada, Batería, ni la dedicatoria, ni el comentario de la persona a la que se lo dedicas. ¡Jejeje! Un abrazote. Y mi cariño para las dos.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *