Prudentes sentimientos silenciosos.

Es complicado predicar con el ejemplo a la hora de escribir sentimientos, en una web en la que se suelen expresar perfilada y sutilmente, cuando tal vez estos sentires pudieran permanecer fríos, en estado de hibernación, a la espera de actividad, proyectándose su mente calentarse para ser reflejados en una comunicación que necesita avivar corazones zaheridos.
La estufa del ánimo se desconecta de la red de la dicha.
El desánimo pincela las tonalidades del día a día y estaciona las palabras en la antesala del silencio. Y cuando así sucede, uno debe aislarse en una habitación contigua a la esperanza para asomarse por ella cuando el viento del desaliento haya pasado. Dejemos pues que los sentimientos hablen sin temor, desnudándose ante pensamientos cómplices que empujan a seguir soñando…Busquemos un sueño y capturémosle para continuar nadando por los mares por donde navegan las bellas quimeras.
Todos, por mucho que en ocasiones nos pese, somos humanos, y a los sentimientos no hay quien les engañe cuando es el corazón el que late.

Intentemos que el sentir lata sin el frío que deja la estela de los engaños, abrigado por el calor que acompaña a los buenos sentimientos.
Pilo

Pilar Cruz Gonzalez

Sobre Pilo Cruz

No me gusta complicar lo que considero sencillo. Estoy en perpétuo estado de aprendizaje. Aún tengo muchos sueños por cumplir, y disfruto de los que ya soñé cuando anduve despierta. Aprendo cada día mirando a los ojos de quien me mira, escuchando palabras no habladas por mi, y sintiendo el sentir de los demás. Soy un aprendiz de la vida...

5 comentarios en “Prudentes sentimientos silenciosos.

  1. Anonymous

    Veo ánimos que juegan al escondite…Si quieres mis ánimos, te los ofrezco. Siempre estoy cerca de tí y puedo darte un consejo, o una frase de aliento. Los amigos estamos SIEMPRE, aunque nos escondamos detrás de una cortina de quehaceres diarios. Animo!

    Responder
  2. Anonymous

    ¡A escribir!
    Leñe.

    Pero cuando te apetezca. Tampoco pasa nada si desconectas un par de días.

    Y lee, aunque te cueste. No está de más ver lo que hacen los demás, si quieres convertirte en una domadora de palabras.

    Y si quieres, habla con claridad. No siempre los sentimientos han de ser sutiles y perfumados… «Me cago en la leche» es muy liberador, por ejemplo… Que eres humana, y todos nos sentimos así, de vez en cuando.

    Besos.

    F.

    Responder
  3. Pilo

    Tienes toda la razón, amigo F. Gracias por tus ánimos, y, mal que me pese, seguiré tus consejos…
    Solo te digo que ahora mismo soy un león enjaulado en una mente que se resiste a escribir con cierta claridad. Aún me queda mucho camino para domar mis palabras, y, de paso, mi pensamiento. No tengo un Ángel Cristo que me ayude, pero…intentaré amansar poco a poco a las fieras…Besos tb para tí.

    Responder
  4. Anonymous

    No hace falta que te de mi mano, pues yo no he soltado la tuya, es la que me ayuda a pasar con cuidado por este camino de espinas y la que me cura mis heridas del alma. Gracias por estar siempre conmigo, yo estoy también contigo, tienes mi apoyo y admiración,hasta los grandes genios tuvieron momentos de flaqueza, no te apures ya llegará la inspiración. Animo!!
    Te quiero-B

    Responder
  5. Anonymous

    No corren buenos tiempos para casi nadie y para ti que te mueves por el mundo de las letras, los sentimientos, los afectos. Que das tanto, a cambio de casi nada, que nos regalas esperanza, ilusión y fuerza, para salir hacia adelante y poder llegar a la meta. Tù que visionas de alguna forma lo que cada uno de tus lectores quiere recibir de ti, que a veces pareces sobrenatural, cuando tu esencia es tan humana, por eso, tienes que seguir subiendo, porque nos has acostrumbado, a recibir de ti todo lo mejor y de repente eso no puede faltar.
    Desde aquí te envio todo mi amor de hermano mayor, y vamos a tratar de levantar el ánimo, disfrutando de todo lo bueno que tiene esta vida, que es mucho.
    E S T A M O S V I V O S
    Te quiero
    jcg.-

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *