ALEGRÍA

Pilo Cruz   4 febrero, 2009   2 comentarios en ALEGRÍA

LA PROTECCIÓN DEL AMOR

Alegría cuando te siento, cuanto te veo, cuando te intuyo.
Alegría cuando sé que estás , aunque creas que no te veo.
Alegría cuando tu sonrisa me sonríe, cuando tu risa comparte mi risa.
Alegría cuando siento el calor de tu mano, de tu protección.
Alegría cuando tus palabras me hablan de ti y de mí; cuando me acercan a los demás.
Alegría cuando suspiras porque me amas, porque me necesitas, porque me quieres.
Alegría cuando me despierto soñando junto a mis sueños; junto a ti.
Alegría por ser tus oídos y tus ojos cuando andas perdido.
Alegría por tu compañía; contigo la soledad se acompaña de espacios vacíos.
Alegría por dedicarte mis mejores sentimientos; por compartirlos, y alimentarlos juntos.
Alegría por sentir tu amistad, tu lealtad; mi fiel confidente.
Alegría porque hoy te veo, porque sé que mañana me esperas; porque no te escondes cuando te llamo, y me respondes cuando te añoro.
Alegría por permitirme perder por los rincones más escondidos de tu alma.
Alegría por haber querido nacer y vivir cerca de mí.

Alegría por pasar juntos las páginas del libro de nuestra vida.

La Alegría es un don con el que compartir intensos momentos que se archivarán en la memoria de nuestras superaciones. Compartir alegrías es sumar amor, optimismo y salud a nuestras vidas.

 

Pilar Cruz Gonzalez

Sobre Pilo Cruz

No me gusta complicar lo que considero sencillo. Estoy en perpétuo estado de aprendizaje. Aún tengo muchos sueños por cumplir, y disfruto de los que ya soñé cuando anduve despierta. Aprendo cada día mirando a los ojos de quien me mira, escuchando palabras no habladas por mi, y sintiendo el sentir de los demás. Soy un aprendiz de la vida...

2 comentarios en “ALEGRÍA

  1. Anonymous

    La alegría es un rayo de luz que debe permanecer tiempo encendido, iluminando todos nuestros actos y sirviendo de guía a todos los que se acercan a nosotros.
    -B

    Responder
  2. Pilo

    La dulce protección de quien nos ama es suave alegría para el espíritu. Unas manos cálidas suavizan problemas, dan paz, regalan momentos de dicha.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *