Nuestro cariño y recuerdo para MARCOS

Hoy, día 30 de abril, este espacio de sentimientos del Blog de Aura está dedicado exclusivamente a Marcos, un “angelote” que vino al mundo para regalar amor a raudales, para enseñar a amar a cuantos le acompañaron y para seguir amando desde su particular ventana del cielo. Marcos supo exprimir el jugo de la vida junto a su familia y amigos, compartiendo con ellos instantes de felicidad en cada uno de sus días vitales.
Hoy, los sentimientos y pensamientos de los blogueros de Aura están a tu lado, Marcos, en el lugar donde los ángeles cuidan tu alma con delicada protección y te recuerdan lo muy amado que eres para quienes te miramos desde nuestra particular ventana del alma.
Desde este trozo de tierra, quienes te quieren, y recordamos a diario, te mandamos cientos de besos que seguro recogerás entre nubes. Te damos ese abrazo espiritual que sabrás cómo abrazar, y te decimos, con el corazón recostado en la silente sombra de la melancolía, que no te olvidamos, que estás presente a través del amor de tus padres, de tu hermana, de tu familia y de cada uno de tus amigos.
La vida terrenal es el camino que recorremos para nacer y después morir… La vida celestial nunca deja de ser vida…
Pilar Cruz Gonzalez

Sobre Pilo Cruz

No me gusta complicar lo que considero sencillo. Estoy en perpétuo estado de aprendizaje. Aún tengo muchos sueños por cumplir, y disfruto de los que ya soñé cuando anduve despierta. Aprendo cada día mirando a los ojos de quien me mira, escuchando palabras no habladas por mi, y sintiendo el sentir de los demás. Soy un aprendiz de la vida...

4 comentarios en “Nuestro cariño y recuerdo para MARCOS

  1. Anonymous

    A través de estas lineas, quiero mandar a los padres y hermana de Marcos el mayor de los abrazos en este primer año sin él.
    Que Marcos os de fuerza, para poder pasar las páginas de esta dura vida, hasta terminar la última hoja de vuestro libro.
    Con todo mi cariño.-
    jcg.

    Responder
  2. Anonymous

    Como amigos nos consuela haberos podido acompañar en aquella triste despedida de hace un año. La amistad y la compañía atenúa el dolor y dulcifica el recuerdo de los que se han ido. Tengo la convicción de que Marcos es, ahora, vuestro custodio y protector, se siente «vivo» para cumplir esa función, compartiendo con Thomas Campbell su emblemática sentencia: «Vivir en los corazones que dejamos detrás de nosotros, no es ciertamente morir». Él ha muerto para seguir viviendo en vosotros. Me gustaría que estas líneas se acompañaran de un gran abrazo.
    Julio Cruz y Hermida

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *