Para Jorge. Un violín de cartón…

Un violín ha sido tú “compañero musical” y leal amigo desde la infancia, acompañándote discretamente por el amplio escenario músicoterapéutico para dar lo mejor de ambos. Tanto tus padres como «Santi», tú profesor de música, entendían que el manejo del violín favorecería una motricidad activada por el soniquete de acordes armónicos y también posturales.
Ya ha pasado el tiempo, y tú has aprendido a manejar el violín poco a poco, siendo un instrumento que sabe cómo susurrarte al oído y rozar tu cara con una complicidad extraordinaria, estando a tu disposición por entero para que tu mano derecha le acaricie con suaves movimientos mientras que la izquierda se mueve al son que tú precises. Te aseguro que verte subido en el escenario con tu “amigo” el violín, después de un día agotador para ti en el que también tuviste que representar por la mañana una obra de teatro en el colegio, sabiéndote cansado, fue motivo de emoción y orgullo.
Bajo la magnífica melodía de “El último Mohicano”, en la que cientos de púberes unisteis afinadas notas musicales para ofrecernos a los allí presentes un momento inolvidable, despedíais el final de curso y traías a nuestro recuerdo tu primera toma de contacto con el mundo de la música, bajo la tutela de un violín de cartón que se adaptó a tu tierna edad inocente para transportarte, años después, a un Jorge adolescente de casi 12 años que maneja sus habilidades y nos permite saborearlas con armónicos sentimientos.
¡Enhorabuena, Jorge! Y no dejes de dar vida a tu amigo el violín, porque sin ti se convierte en un instrumento apático y silencioso.
Pilar Cruz Gonzalez

Sobre Pilo Cruz

No me gusta complicar lo que considero sencillo. Estoy en perpétuo estado de aprendizaje. Aún tengo muchos sueños por cumplir, y disfruto de los que ya soñé cuando anduve despierta. Aprendo cada día mirando a los ojos de quien me mira, escuchando palabras no habladas por mi, y sintiendo el sentir de los demás. Soy un aprendiz de la vida...

6 comentarios en “Para Jorge. Un violín de cartón…

  1. Marta

    Precioso! Jorge va camino de ser un violinista profesional…=)

    Aprovecho para decir que sigue escribiendo como lo haces,porque merece la pena leerte.Eres estupenda tía!

    Un besote muy muy fuerte de todos!

    Responder
  2. Pilo

    Marta, no sabes la ilusión que me ha dado verte por aquí, y la alegría que siento porque compartas conmigo manojitos de sentimientos en el Blog!!! Sabes que Jorge y tú váis de la mano por la vida, y que en mi corazón estáis unidos por el lazo del mismo cariño.
    Tú sí que eres un solete que iluminas a cuantos te rodeamos, haciéndonos compartir tus alegrías y el gracejo con que se expresa tu forma de ser. No cambies nunca, Marta Un besazo enorme de ésta,tu tía, que te quiere, Pilo.

    Responder
  3. pat

    muy bonito, me ha emocionado hasta casi hacerme llorar y me he sentido en ese concierto con Jorge y sus compañeros, gracias por escribir, besos

    Responder
  4. "Premio Maria Amelia Lòpez Soliño"

    El Ayuntamiento de Muxía, localidad natal de Maria Amelia, acordó por unanimidad, en Pleno celebrado ayer, la creación de un premio con su nombre. Supone un gran paso adelante para incentivar a los mayores a seguir su ejemplo.
    A todos los que nos apoyáis de una u otra forma os enviamos nuestro más profundo agradecimiento.

    Responder
  5. Anonymous

    Hola pilo acabo de leer el articulo que haas dedicado a tu sobrino,por un momento estaba dentro de aquel teatro oyendo las notas que salian de su violin.Besos.Soy mayte

    Responder
  6. Pilo

    La importancia del violín de Jorge es el propio Jorge.
    Gracias Mayte.
    Un beso para tí repleto de acordes de cariño y admiración.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *