Alegrías…Penas…

No solo las penas han de hablar cuando duelen, mientras se quiebran las lágrimas, si duelen demasiado. También las alegrías han de expresarse para dicha de quienes las recibe. Extender un manto de jubilosas vivencias ensombrecerá cualquier atisbo de pena.

Suele ocurrir que el ser humano malgasta su tiempo cuando ha de contar penas, y se vuelve lento al “tener” que compartir sus alegrías con quienes no interesa. A algunos quizá les cueste más abrir puertas a las sonrisas que derramar lágrimas por laberínticas emociones…

No olvidemos que un manojito de alegrías compartidas reducirán las penas almacenadas en el sótano del sigilo.

Riamos y dejemos las penas para cuando no nos quede más remedio que llorar.

Pilar Cruz Gonzalez

Sobre Pilo Cruz

No me gusta complicar lo que considero sencillo. Estoy en perpétuo estado de aprendizaje. Aún tengo muchos sueños por cumplir, y disfruto de los que ya soñé cuando anduve despierta. Aprendo cada día mirando a los ojos de quien me mira, escuchando palabras no habladas por mi, y sintiendo el sentir de los demás. Soy un aprendiz de la vida...

Un comentario en “Alegrías…Penas…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *