Cambio una lágrima por una sonrisa…


Pueden morir lagrimas en las mejillas para vivir intensamente dentro del corazón…

¿Cuántas lágrimas quedan presas en el pozo del corazón, bajo el candado de la impotencia, de la incomprensión o de aquello que la razón no entiende?…Son lágrimas amargas, solitarias, que deciden callar su dolor, que no quieren compartir el sol que pueda existir fuera de ellas…

Hay personas que queriendo llorar son incapaces de mostrar sus lágrimas, y quien pudiendo hacerlo prefieren guardar un llanto para sí…

Una única sonrisa podrá secar el recorrido de un caudal de lágrimas, quitando con ella la sombra de la pena…Cuanto más sonrías, menos lágrimas almacenarás en tu interior, y mayor capacidad de respirar tendrás.

Las lágrimas ahogan el alma, la comprimen en un vacío espacio del tiempo. Las sonrisas llenan cada rincón del pensamiento proporcionando bienestar y calma…

Que una lágrima en la mejilla conozca el valor de una sonrisa en tu boca; que la mire de cerca, y la mantenga en la cara. Si consigue acariciar sus dulces beneficios, la alejará de tus mejillas.

El poder de una sonrisa fortalece nuestro interior. El poder de una lágrima silente, lo debilita.


(Esta reflexión, aparte de para cada uno de vosotros, amigos, se la dedico en especial a mi amiga Dámaris, un ser único con quien tengo la suerte de compartir sonrisas y apaciguar lágrimas. Gracias, amiga)


Pilar Cruz Gonzalez

Sobre Pilo Cruz

No me gusta complicar lo que considero sencillo. Estoy en perpétuo estado de aprendizaje. Aún tengo muchos sueños por cumplir, y disfruto de los que ya soñé cuando anduve despierta. Aprendo cada día mirando a los ojos de quien me mira, escuchando palabras no habladas por mi, y sintiendo el sentir de los demás. Soy un aprendiz de la vida...

5 comentarios en “Cambio una lágrima por una sonrisa…

  1. Pilo

    Gracias Angela…Seguiremos buscando sonrisas, como la de Dámaris, que alegren ésas lágrimas esquivas.
    Un besote y gracias por tu comentario.

    Responder
  2. mari i jose

    Muchas lágrimas quedan presas en el corazón, sobre todo cuando la razón no entiende…Pero siempre llega una sonrisa que llena el alma. Con amigas como tú, es fácil mostrar una sonrisa…Te mano una par tí y una especial para Dámaris…POR VOSOTRAS!!!!!!!!Mari Carmen

    Responder
  3. Hector

    Gracias por comentario tan bello y acertado, estoy agradecida por leerlo, me siento reconfortada. Dora de caracas,venezuea, aparece como hector que es mi esposo enfermo de ela.

    Responder
  4. Damaris

    Gracias por ésta reflexión tan entrañable…sólo se sabe el esfuerzo qué supone sonreír cuándo una sonrisa se gesta desde el esfuerzo físico y el dolor de ver qué los seres qué más quieres sufren tanto. Ahí es donde una sonrisa se talla al cincel de las emociones…y es ahí donde una sonrisa llega franca y sincera y hace»diana»en nuestros seres queridos…por los qué tiene sentido todo ésto…por los qué vale la pena…TODO

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *