En memoria de mi buen amigo Jesús.


Hoy mis palabras están dirigidas a tí, mi buen amigo Jesús, una estrella que ahora brilla en el firmamento, un ángel que llegó “la otra orilla” para proteger a cuantos le quieren (entre ellos quienes abrigaron su amor: su mujer, Rocío, y Jesusito, su hijo)…

Siempre te llamé «angelito», por tú bondad…Ahora confirmo que eres un hermoso ÁNGEL. Mi buen y dulce amigo Jesús, dicen que nacer es morir, y morir, renacer…Y mientras tanto vivimos como se nos deja, como podemos, acompañados de enfermedades que limitan nuestro cuerpo pero no la libertad con la que se mueve el alma. De problemas que intentan restar pasos en el camino existencial…

Jesús, hoy, tras tu partida, no quiero mostrar la lógica pena que se refugia en mi recuerdo, más bien la alegría de haberte conocido, por haberme acercado a ése corazón del que tanto he aprendido. Nos has enseñado, día a día, que hay que tomar las pinceladas “buenas” que nos deja lo “malo” de la vida, entendiendo, asumiendo, y aceptando su porqué…

Hay personas que no generan amor, que no saben acercarse a sus entrañas, pero tú, con tu cercana ternura hacia los demás, mostraste que el AMOR es real, que sabe duplicarse cuando las fuerzas escasean, cuando la vida quiere dejar claro sus límites…Has sabido hacernos entender que el camino por esta tierra es difícil, costoso, pero acompañado del cariño de la familia, de las amistades, y de la fuerza que aporte cada uno, es más llevadero. Has dicho, una y otra vez, que no hay que rendirse ante las adversidades, sino seguir mirando al frente con coraje, aunque duela, aunque se resista a ayudarnos, y disfrutar de cada instante en el que estemos vivos, recogiendo las pequeñas cosas del camino, aquellas que nos hacen grande la visión de la vida y nos transmiten paz, calma y sosiego…

Nos has mostrado a diario tu SONRISA, cuando quizás tus lágrimas querían callarla. Has estado pendiente de cada uno de los que te queríamos, sin bajar la guardia de tú cariño, con ésa fuerza interior que solo los valientes como tú muestran.

Aprendemos de lo bueno que nos deja la vida, pero también aprendemos de lo que nos hace llorar…

Pero hoy no quiero llorar, porque tuve la suerte de conocerte. Hoy quiero tener cerca de mi, apretadito a mi corazón, el bálsamo de tu recuerdo.

Se que estamos de paso, que hoy estamos aquí, y mañana Dios dirá…No somos huéspedes permanentes de la vida; disponemos de un “tiempo” para vivir, para morir…

Se positivamente que estarás bien en la Morada de Dios, el Ser al que te acercaste con inmensa Fe, quien cuida de ti y acompaña tus pasos. Ahora vuelas por espacios libres, acompañado del amor que te llevas de todos los que te queremos.

Sé feliz, por toda ésa la FELICIDAD que nos has dado a raudales…Y sigue sonriéndonos desde ése Cielo que ahora te acoge.

Nunca olvidaremos tú cariño y tú ejemplo de vida.

Gracias, Jesús, dulce amigo…Nunca te olvidaré…

Ahora…Siempre.

Pilar Cruz Gonzalez

Sobre Pilo Cruz

No me gusta complicar lo que considero sencillo. Estoy en perpétuo estado de aprendizaje. Aún tengo muchos sueños por cumplir, y disfruto de los que ya soñé cuando anduve despierta. Aprendo cada día mirando a los ojos de quien me mira, escuchando palabras no habladas por mi, y sintiendo el sentir de los demás. Soy un aprendiz de la vida...

6 comentarios en “En memoria de mi buen amigo Jesús.

  1. jose

    Me uno a tu recuerdo. No sé porque pero siempre se tienen que ir demasiado pronto las buenas personas…Seguro que desde su Cielo (como Jose) se sentirá orgulloso y gozará de la felicidad de ver como le queréis…Un beso. Mari Carmen.

    Responder
  2. jesus huelamo

    Cuando me dijeron que Jesús se habia ido de viaje al Cielo, me estremeci y a los pocos segundos pensé…»ya le has ganado la batalla Jesús»…alli no existe la maldita ELA…y senti tantas contradicciones a la vez, me alegre por que sé que al fin descansaras, pero mi egoismo de tenerte aqui a mi lado…que dificil es todo…Nunca olvidaré tu manera de ser, tu fuerza, tu sonrisa…nunca te olvidaré a ti AMIGO MIO.

    Responder
  3. Maria Castilho

    >En tu Patria celeste podras escribir más cosas nacidas de tu corazón y nos llas enviares por llas estrellas que aqui nosotros ollamos procurando ver la tuya sonrisa de Niño… podrás cantar y danzar para Dios a lo sonido de la lira y de la citara…El va gustar!!!
    Mira, Jesus, si acaso encontrares mi Hijo, dille que me conocieste, qui su mamá lo extraña por demás…
    Puedes seer su Amigo porque el va gustar mucho de te tener como Amigo…Ahora que nada de mal os podrá molestar, se acorden de los que os aman y pidan a Dios por nosotros,pidan por todos los que necesitan de lo amor de Dios para seguir hasta que El lo entienda…
    Que estéan en lo regazo de Dios!!!

    Responder
  4. jrrof

    ei! Allí donde estás Jesús besitos, a los familiares besitos, a los amigos besitos y para Pilo besitos por tus amargas/dulzonas a la vez esperanzadoras palabras. Josep

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *