Para Isabel…


Hoy quiero dedicar esta “aureada” a la persona que me inspiró estas palabras, mi dulce amiga Isabel, la abuela de mi ahijadito Fernando, una mujer con una calidad humana excepcional…

Sé que ambas creemos en aquello que no es posible ver con los ojos de la mirada, pero sí con la mirada del corazón, del alma, espacios que ocupan el amor, la ternura, la sensibilidad, los silencios…

Gracias Isabel, de todo corazón. Eres un ser muy especial.

«Creo porque veo…
Veo, porque creo en cuanto veo…
Creo, porque tú crees en lo que veo…
Creo, aún sin ver…»

Pilar Cruz Gonzalez

Sobre Pilo Cruz

No me gusta complicar lo que considero sencillo. Estoy en perpétuo estado de aprendizaje. Aún tengo muchos sueños por cumplir, y disfruto de los que ya soñé cuando anduve despierta. Aprendo cada día mirando a los ojos de quien me mira, escuchando palabras no habladas por mi, y sintiendo el sentir de los demás. Soy un aprendiz de la vida...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *